E-SHOP

"Wabi", significa "la elegante belleza de la humilde simplicidad" , y "sabi", " el paso del tiempo y el subsiguiente  deterioro " , se combinan para formar un sentido único de Japón y fundamental para la cultura japonesa.

En lugar de ver las formas  desiguales  como errores, éstas se ven como una creación de la naturaleza, como el musgo que crece en una pared o un árbol que se curva con el viento.

Esta filosofía es lo contrario a lo que vivimos en occidente donde impera el culto a la perfección, malgastando recursos esculpiendo un canon de belleza artificial, tratando de ocultar el paso del tiempo y no viendo más allá.  

La "perfecta imperfección", la "belleza de la imperfección" podíamos decir...y es que no somos perfectos pero en esa imperfección está nuestro "yo", único, perfecto.

Y eso es lo que trato de transmitir en mi cerámica: piezas hechas a mano, trabajadas en la imperfección, lo que hace a cada una de ellas, únicas y perfectas.